Blog

El suplicio de ser candidato/a en España

No hay más que echar un vistazo al muro de redes sociales como Linked In para observar que existe un problema, que, lejos de resolverse, se agrava más y más cada año. Se trata el suplicio que tienen que pasar los candidatos/as que se ven incluidos en un proceso de selección en empresas grandes, consultoras de selección y E.T.T. Es un momento en el que la acusada precariedad del empleo nos obliga a pasar más tiempo como candidatos con el desgaste mental y emocional que esta situación conlleva. A medida que aumenta el discurso buenista y beatífico de muchas organizaciones con discursos que se centran en la importancia troncal en las personas, asistimos incómodos y ya no tan silenciosos, ante el tremendo espectáculo de la desidia y la falta de empatía de muchas organizaciones. Prácticas como no especificar salario en las ofertas de empleo, y esperar a que el buen postor siga cavando la fosa de la precariedad están ya generalizadas. El discurso artificial centrado en el talento pierde credibilidad cada día. Como candidatos tenemos que aguantar que un entrevistador te diga que solo contactará contigo si pasas a la siguiente fase. Tenemos que soportar las insoportables preguntas metapsicológicas con las que dan ganas de levantarse de la silla e irse. Lamentablemente el peso de no pasar por el aro en estas circunstancias es prolongar un período de desempleo. Las organizaciones han delegado la importante gestión de sus procesos de selección en perfiles orientados a la estrategia interna, y parece ser que con bastante éxito para ellos. Sin embargo, no son conscientes del daño que sus estrategias de reclutamiento y selección hacen a la propia marca de la compañía y al colectivo de desempleados/as. Las consecuencias por el momento son limitadas y de bajo impacto; sin embargo, estamos en un momento en el que por primera vez va a desaparecer la complicidad del/la candidata/a con dichas prácticas que tanto minan la motivación, la organización de las personas que buscan empleo para poder comer o sacar adelante a sus hijos. El hecho de que te hagan preguntas estúpidas en una entrevista; de que no te den ningún tipo de información del estado de tu candidatura;  de que te hagan esperar  cuarenta minutos;  de que no te informen de aspectos fundamentales del puesto que pueden ser decisivos, es inaceptable. Pero lo más grave de todo, que, además de ser ilegal son las torpes preguntas sobre las intenciones de formar familia, estado civil. Es fundamental destacar la marginación que sufren muchas personas que buscan empleo y superan la barrera en la que parece que una persona deja de molar que son los cuarenta y tantos pero ese tema daría para un libro entero.   by @breather @breatherOs invito a todos  los que  los que leáis este post le facilitéis este texto a personas que trabajen en el ámbito de la selección. Os animo a denunciar las malas praxis ante los responsables de recursos humanos de las compañías. A los/as responsables de selección os animo a examinar vuestros procesos y valores y que seáis conscientes de la responsabilidad que tenéis y que alguien os ha dado. Si os encontráis con prácticas como las descritas, denunciad en primer lugar a un puesto jerárquicamente alto de la compañía. Es hora de terminar con una inmunidad protegida por los/as candidatos. Si eres desempleado senior y estás buscando empleo no dudes en inscribirte en nuestras ofertas abiertas a todas las edades, puedes darte de alta desde aquí: Alta nueva Muchas gracias por compartir.