Vigila tu salud mental durante el desempleo

Para comenzar, me gustaría matizar que opino desde la perspectiva de un observador y no de un experto en temas de salud mental.

Los problemas de salud mental derivados del paso por el desempleo son la mayor factura que vamos a pagar como sociedad cuando superemos la crisis. Algunos ejemplos más frecuentes son: depresión, esquizofrenia, trastorno bipolar, trastorno por déficit de atención con hiperactividad y psicosis por consumo de drogas. El principal problema que tenemos es la falta de reconocimiento de estos problemas por parte del afectado, y el segundo, nuestra falta de comprensión hacia estas personas. Todavía no existe una aceptación social para estas enfermedades y queda mucho camino.

Abordar este tema no es fácil, ya que no es fácil determinar el coste económico y los problemas que se derivan durante un período prolongado de desempleo. Somos una sociedad que ha penalizado el fracaso y tal vez, estamos mitificando la socialización del éxito.

Las crisis tienen grandes consecuencias pueden hacer sacar lo mejor de las personas o lo peor. Estamos en un contexto en el que adolecemos de un marco deontológico en la vida pública: política, medios y clase empresarial. Esta falta de valores ha provocado que hayamos construido una sociedad interconectada para favorecer la satisfacción de un placer rápido y vacuo.Hemos desconectado con nosotros mismos y  hemos despojado de legitimidad cualquier debate que tenga que ver con la introspección y la espiritualidad. 

El desempleo puede ser el marco en el que las citadas enfermedades o trastornos pueden aflorar o generarse o producirse de una forma más nítida. Aunque pensemos que afecta a un pequeño volumen de la población, es cierto que, no se están tomando medidas para que estos datos no vayan a más.

La única forma que tenemos de mejorar este problema es respondiendo correctamente como sociedad. Con esto quiero decir, que debemos saber responder en diferentes terrenos: personal y profesional: como amig@s, cónyuges, compañer@s de trabajo, directiv@s socialmente responsables, para luchar contra la mayor lacra que tiene la enfermedad mental: la exclusión.

¿Cómo podemos responder correctamente como sociedad a los problemas de salud mental?

Propongo otorgar a estos problemas más visibilidad, más medios económicos para el diagnóstico y tratamiento. Fomentar el uso de nuevas terapias que no partan exclusivamente del principio del tratamiento médico con fármacos. Propongo más paciencia para su inserción laboral y más confianza en la recuperación.

Propongo que seamos una sociedad, menos cortoplacista, con más valores, más comunicativa y responsable.

Si consideras que tienes algún tipo de problema de salud mental derivado de tu situación de desempleo, no dudes en contactar con tu centro de salud o un especialista privado. Pide ayuda. No seas tont@.

Para terminar de una forma positiva te invito a leer el siguiente fragmento de “El libro del desasosiego” de Fernando Pessoa.

La asombrosa realidad de las cosas
es mi descubrimiento de cada día.
Cada cosa es lo que es,
y es difícil explicarle a alguien cuánto me alegra esto,
y cuánto me basta.
Basta existir para sentirse completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar