¿Y si defendemos al/la candidat@ frente al silencio?

Probablemente no sea el primero en decir que lo que ocurre en general con l@s candidat@s que se inscriben en un proceso de selección en este país es absolutamente censurable.

Antes de nada, debo decir que esta situación no es general, ni extensible a todos los departamentos de selección, ni mucho menos –doy fe- pero lo que voy a comentar ocurre con demasiada frecuencia.

Existen millones de personas en este país que cada día envían sus datos personales y profesionales a decenas de empresas u organizaciones y no obtienen jamás una respuesta formal sobre el resultado final del proceso de selección. En un contexto en el que tenemos multitud de aplicaciones informáticas, departamentos diseñados específicamente para ello no se entiende que nadie contacte a estas personas aunque se realice de forma telemática.

Añado que una vez realizada la entrevista la situación no mejora. Las condiciones laborales y salariales no siempre se expresan con la claridad necesaria. El seguimiento post entrevista desaparece totalmente a no ser que seas el/la seleccionad@.

Una mención especial son las ofertas fraudulentas que cada día se publican en los mismos portales y sites con la más absoluta inmunidad. Erosionando, todavía más, la motivación de muchas personas. Puedes denunciar utilizando los siguientes recursos

Autor: Jose María Fernández-Cavada - @jose_cavada

Autor: Jose María Fernández-Cavada – @jose_cavada

Por supuesto, también existen las preguntas que algunas personas deben de soportar del estilo: ¿Estás casad@? ¿Piensas formar una familia?  Y demás barbaridades varias que deberían de ser irrelevantes.

Todas estas situaciones se permiten porque no existe una cultura de la queja por parte del candidat@ que por otra parte ya bastante tiene. Y de momento, las empresas no perciben los daños de estas prácticas en su imagen corporativa. Pero tod@s podemos contribuir a que esta situación cambie.

Yo, sin ánimo de ser beligerante, propongo que se articule de una vez por todas, un marco legal que defienda los intereses y derechos del candidat@. Actualmente esa protección queda limitada a los datos personales por un número de años. Debemos de regular la relación del candidat@ a un puesto de trabajo de la misma forma que se regulan los derechos del consumidor o el trabajador.

Si este artículo te ayudó y quieres que spainforemployment.com siga creciendo, SUSCRÍBETE, haz click en “Me gusta” y compártelo . ¡Gracias! @fernandocavada1

¿Qué opináis? Me gustaría oír vuestras reflexiones.

Commentarios (1)

  1. Hola Fernando
    El marco legal ya existe el problema es que está disperso en diversa normativa, incluidos unos pocos convenios colectivos aplicables a determinadas empresas o sectores. Sería estupendo tenerlo todo en un mismo texto. Como el legislador no está por la labor hace un año escribí un libro sobre esta cuestión así que ya tienes toda la normativa junto con los criterios jurisprudenciales al respecto en un solo texto:
    https://aflabor.wordpress.com/2013/11/28/hoy-voy-a-hablar-de-mi-libro/
    Se lo puedes pedir a los Reyes si lo deseas.
    Hay que señalar que no sirve de nada crear normas si luego no se cumplen. Y para que se cumplan hay que denunciar porque no hay otra forma de solucionar estas cosas. Que denuncien los candidatos, los empleados de RRHH obligados a discriminar, la Inspección de Trabajo, etc.
    Un saludo y Feliz Navidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar